Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

En Vivo

  • Salud
  • /
  • AEDV publica nuevos signos dermatológicos de la viruela del mono
Salud

AEDV publica nuevos signos dermatológicos de la viruela del mono

Conocer bien los síntomas es importante para detectarlos a tiempo y evitar los contagios masivos

  • 5-Agosto-2022 3:08
  • Lectura:
Viruela símica
Viruela símica. Foto: cortesía

El brote mundial actual de viruela del mono no tiene las mismas características que los anteriores, por ello, ahora que se están dando más casos se pueden definir los síntomas actuales de la infección con Monkeypox. Para informar a la población y evitar que circulen noticias falsas sobre la enfermedad –como asociarla únicamente a homosexuales–, la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) ha publicado un trabajo donde lo explica con detalle.

Conocer bien los síntomas es importante para detectarlos a tiempo y evitar los contagios masivos. La AEDV ha publicado un estudio en el British Journal of Dermatology, en el que se ha basado en 185 casos de viruela del simio.

Los primeros contagios que se han identificado tienen como lugar de aparición la cara, los genitales, los brazos, las manos y la zona perianal. Las lesiones se caracterizan por ser pseudopústulas, es decir, que se parecen a las pústulas convencionales –que son lesiones llenas de pus–, pero en realidad son pápulas sólidas de color blanco.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que el 98% de los contagios se dan durante las relaciones sexuales, en España este porcentaje es más bajo, un 82,1%, mientras que el 10,5% de los casos se deben a un contacto estrecho no sexual. Desde la AEDV creen necesaria la creación de un protocolo de prevención para evitar la expansión masiva.

En declaraciones a SMC España, Pedro Gullón, Epidemiólogo social y médico especialista en medicina preventiva y salud pública de la Universidad de Alcalá, ha señalado: “El estudio describe 185 casos diagnosticados con viruela del mono en diferentes centros sanitarios de España. Los resultados concuerdan con los informes epidemiológicos publicados, en cuanto a las vías de transmisión más probables y las personas en las que se está produciendo más transmisión. No obstante, por el tamaño de la muestra y un probable sesgo de selección en la muestra, no se pueden mostrar datos sobre otros colectivos u otras vías de transmisión que se están produciendo en menor medida, y donde sería interesante profundizar el conocimiento”.

Los expertos de la asociación han determinado que, aunque los síntomas generales de la viruela del mono sean la fiebre, la inflamación de los ganglios linfáticos y la aparición de sarpullidos, en su estudio hecho en España han observado que los casos suelen presentar pocas lesiones en la piel.

Alba Catalá, dermatóloga y autora principal de estudio, explica que “lo habitual es que la sintomatología cutánea aparezca en zonas de contacto durante las relaciones sexuales. Esto puede incluir lesiones en la faringe, el canal anal, la cara y los dedos”. Una de las diferencias que han encontrado es que las posibles lesiones en la piel que aparecen por el contagio con el virus Monkeypox no son pústulas, sino pápulas duras.

Petunia Clavo, otra de las autoras de la investigación, aclara que “este hallazgo es importante porque hace mucho más fácil reconocer la enfermedad, ya que muy pocas enfermedades producen este tipo de lesiones”. Sin embargo, estas pápulas pueden necrosarse –muerte del tejido corporal–, lo que genera úlceras genitales que pueden dificultar el diagnóstico y confundir a los sanitarios.

Otros hallazgos de la investigación indican que ni la enfermedad por VIH bien controlada, ni la vacunación de viruela previa habían afectado a la gravedad de las lesiones de viruela del mono en los pacientes del estudio. Además, advierten que la enfermedad puede ser muy incómoda y que puede tener consecuencias a largo plazo, como cicatrices en áreas visibles.

Por ello, recomiendan que “aunque no estamos seguros de cuándo empiezan a ser infecciosos los pacientes, evitar el contacto estrecho con personas que tengan lesiones de viruela símica, y comprobar que no las tienen antes de tener relaciones, puede ayudar a reducir el riesgo de padecer la enfermedad”.

Noticiero Venevisión / Webconsultas 

Comparte esta noticia:
)