Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

En Vivo

Relajación y mayor concentración

Yoga infantil: ¿Cuándo y por qué apuntar a tus hijos?

  • 31 de Enero, 2018 09:47 AM
  • Lectura:
Yoga infantil: ¿Cuándo y por qué apuntar a tus hijos?
Relajación, mayor concentración, autocontrol y dominio corporal son los principales pilares del yoga -.Agencia

Relajación, mayor concentración, autocontrol y dominio corporal son los principales pilares del yoga, una disciplina milenaria a la que muchos adultos ya son adictos. Así, hombres y mujeres que lo practicaban antes de ser papás (o incluso durante el embarazo), continúan haciéndolo con sus bebés de pocos meses.

En el caso de los niños, precisamente ellos tienen una mayor flexibilidad corporal (y mental) y por eso son excelentes aprendices potenciales de yoga. Por tanto, ofrecerles el bienestar que proporciona esta práctica apuntándoles a clases de yoga infantil a edades tempranas, cuando se están estableciendo hábitos y conductas que marcarán la personalidad, es una muy buena opción. ¿Y cuál es esa edad idónea?, se estarán preguntando los padres. Pues bien, Almudena Ovejero, profesora de Hatha Yoga, especializada en yoga para niños, nos da la respuesta: “lo ideal sería que los niños empezaran a practicar yoga a partir de los 4-5 años, adaptando las clases a esta etapa infantil”.

Como cualquiera que haya curioseado mínimamente en el mundo del yoga sabrá, existen diferentes modalidades dentro de esta práctica. ¿A cuál podemos entonces apuntar a nuestros hijos? Almudena, que actualmente dirige el centro Universo Yoga Salamanca, nos aclara que “cualquier tipo de yoga puede ser beneficioso para los niños, siempre que estén guiados por un profesional cualificado que sepa escuchar y atender las necesidades de cada pequeño”. Y es que, en un principio, el aprendizaje se hace de una forma muy lúdica: “los niños empezarán a descubrir y conocer su propio cuerpo, a asociar las asanas (posturas) a distintos elementos de la naturaleza como animales y plantas, a trabajar la coordinación a través de bailes y danzas del mundo en grupo, a desarrollar la creatividad con el trabajo de mandalas, la relajación a través de las visualizaciones, cuentos, mantra, etcétera”.?

Por tanto, una vez escogida la modalidad o estilo de yoga (o combinando varios de ellos), nuestros pequeños se irán beneficiando de sus efectos positivos, casi sin darse cuenta mediante el juego; y paulatinamente iremos comprobando cómo les ayuda a crecer más sanos física y mentalmente.

El yoga es una actividad muy completa que trabaja tanto el plano físico como el mental. No es gimnasia en el sentido estricto, pero sí es una buena forma de hacer ejercicio; lo que sumado a su componente de meditación, de conocimiento interior, control emocional y paz espiritual lo convierten en una disciplina perfecta para el cuidado integral de la salud de nuestros pequeños.

Por supuesto que los niños no alcanzan un nivel de aprendizaje tan meticuloso como en el caso de los adultos, (por ejemplo, no se les enseña técnicas respiratorias como tal desde un principio), pero se benefician igualmente de sus numerosos efectos positivos, tanto a nivel físico como mental:

Beneficios físicos del yoga para los niños: el yoga mejora el desarrollo motor, por lo que con su práctica los niños adquieren más agilidad, elasticidad y coordinación. Durante las sesiones se realizan numerosos estiramientos y las diferentes asanas (posturas) les ayudan a cuidar la espalda y la higiene postural en general, al mismo tiempo que se fortalecen las articulaciones.

Además, se mejoran los hábitos respiratorios y se estimula la circulación sanguínea. Aunque, evidentemente, con los niños más pequeños no se insiste tanto en mantener la postura durante mucho tiempo, como lo hacen los más mayores o los adultos. 

Beneficios mentales y emocionales del yoga para los niños: cuando pensamos en el yoga, muy probablemente lo primero que se nos viene a la cabeza es un estado de calma y de relajación. Y no sólo sosiego físico, sino calma emocional. Los críos podrán dejar atrás el estrés al que muchas veces están sometidos por la forma de vida tan apresurada que solemos llevar actualmente. Y en ese sentido también es una práctica estupenda para que los niños un tanto hiperactivos canalicen la energía (e incluso la agresividad). ?

Por otro lado, hacer yoga les ayuda a aumentar la concentración y la memoria, lo que, sin duda, será muy beneficioso para su desempeño escolar.?Pero el yoga, además, permite aumentar la confianza y seguridad en uno mismo, así como desarrollar más la imaginación y gestionar mejor sus emociones. ?

En defintiva, como expone la profesora especializada en yoga para niños Almudena Ovejero: “a través del yoga podemos inculcar a los pequeños valores de respeto hacia el cuerpo y también hacia los demás: compañerismo, bondad, amor, paz, libertad, respeto hacia la naturaleza, calma…”.

Con información de Agencia

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Email
Noticiero Venevisión
COPYRIGHT ©2017 CORPORACIÓN VENEZOLANA DE TELEVISION, C.A. Todos los derechos reservados. Rif-j000089337
Suscríbete a:

NotiExpress