En Vivo

Dietas

¿Y qué comes para enfrentarte a un cáncer de cabeza y cuello?

  • 13 de Enero, 2018 01:53 PM
  • Lectura:
¿Y qué comes para enfrentarte a un cáncer de cabeza y cuello?
La simple acción de comer se transforma en un triple reto diario: desayunar, comer y cenar para no perder peso y vivir. -.Agencia

Este es el objetivo dietético para los pacientes que han sufrido un cáncer de cabeza y cuello, casi 700.000 nuevos casos en el mundo cada año, 12.000 en España: Alimentación para no perder peso tras la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia y recuperarse lo antes posible.

“No son los kilos de más y la obesidad buenos compañeros de viaje para resaltar una nutrición adecuada, sino todo lo contrario. Tener exceso de calorías y carencia de proteínas, que conlleva una disminución progresiva de la masa muscular, te pueden dejar en una cuneta cancerígena”, dice la doctora Iglesias.

“Sin embargo, cada paciente requiere una valoración subjetiva de su nutrición. Hay que elaborar un cuestionario detallado y hacer un seguimiento individualizado de su evolución, ya que tendrá unas necesidades específicas por el gasto energético que causan los tratamientos y la propia patología”, subraya.

Uno de los motivos por el que las guías internacionales indican que el peso y la talla no deben ser los únicos signos externos o medidas antropométricas que determinen la alimentación de las personas enfermas.

Y por eso la asociación de pacientes APC, ha organizado un tercer taller para aprender a comer y tragar la comida como un recién nacido: “Alimentación y recetas de cocina para pacientes con cáncer de cabeza y cuello”.

Su presidenta, María Jesús Romero, autora del libro “¿Y qué como?” (se regala a los soci@s de la APC), entendió que la mayoría de los pacientes con este tipo de cáncer andaban perdidos desde el punto de vista nutritivo, tanto o mucho más que con los cuidados de su piel o de su sistema de masticación.

“Se tienen que olvidar del mensaje… No te pases comiendo… y, además, hay que conseguir que comer a diario sea algo agradable, a pesar de que a muchos pacientes les resulte ciertamente difícil diferenciar los sabores. La textura de la comida que ingieren pasa a un primerísimo primer plano”, asegura.

El puré se convierte así en la base de la dieta alimenticia de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello.

“Muchos no pueden masticar al perder los dientes o la mandíbula; y los que no pierden estas partes de la boca -resalta- tienen una gran dificultad para tragar, más aún si son alimentos compactos y poco o nada jugosos. No son capaces de comerse un pincho de tortilla o una croqueta sin tropezones“, dice.

La simple acción de comer se transforma en un triple reto diario: desayunar, comer y cenar para no perder peso y vivir.

Con información de Efe Salud

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Email
Noticiero Venevisión
COPYRIGHT ©2017 CORPORACIÓN VENEZOLANA DE TELEVISION, C.A. Todos los derechos reservados. Rif-j000089337
Suscríbete a:

NotiExpress