En Vivo

Lesión en una raíz nerviosa

¿Qué es una radiculopatía? Te enseñamos sus síntomas

  • 26 de Enero, 2018 09:12 AM
  • Lectura:
¿Qué es una radiculopatía? Te enseñamos sus síntomas
Radiculopatía cervical: afecta a la zona del cuello y miembros superiores -.Agencia

La radiculopatía es una lesión localizada en la raíz nerviosa, que a pesar de no comprometer gravemente la salud del paciente resulta incómoda, molesta y dolorosa. Básicamente consiste en un déficit en su función sensitiva o motora, ya sea por pérdida o por disminución de la misma.

El sistema nervioso del cuerpo humano se asemeja a una instalación eléctrica; no en vano, los impulsos nerviosos no son otra cosa que impulsos eléctricos. El cerebro sería la fuente principal –el ordenador central–, y los nervios los cables que llevan la información a todos los lugares del cuerpo. Del cerebro sale el cable principal, llamado médula espinal, que discurre por toda la espalda hasta el hueso sacro. Este cable de gran diámetro se ramifica en cables más pequeños, y estos a su vez en otros más finos, y así sucesivamente, como si de las raíces de un árbol se tratara. Estos hilos de cable finalizan en terminaciones nerviosas, lo que se podría traducir como sensores. Estos sensores captan todo tipo de sensaciones y las transmiten por esa autopista de cables hasta el cerebro, que procesa la información recibida y toma decisiones en consecuencia. Si en algún punto del entramado de cables algo pisa o pinza uno, la señal se verá comprometida. Esto es más o menos lo que le ocurre a alguien que padece una radiculopatía.

Para que te hagas una idea más gráfica, un ejemplo sería lo que sucede cuando escuchas música en tu mp3 y el cable de los auriculares hace mal contacto y el sonido va y viene, o se escucha sucio, como distorsionado. Este fenómeno se produce porque el cable está dañado, deshilachado, o simplemente atrapado. De hecho, si mueves el cable y liberas el atrapamiento el sonido vuelve a fluir correctamente. Este funcionamiento es extrapolable, salvando las distancias, al del sistema nervioso humano.

Debido a la importancia que tiene, este grueso cable portador de datos está protegido por estructuras óseas móviles llamadas vértebras. Estas vértebras contienen un agujero en su interior (foramen vertebral) por el que discurre el cable. Para que estas vértebras puedan hacer correctamente su función están unidas unas con otras por un disco cartilaginoso que simula el trabajo de un manguito amortiguador. Gracias a su composición viscosa y gelatinosa, tienen la suficiente capacidad de compresión y adaptación a los movimientos, tanto para absorber presiones verticales, como para permitir todas las horquillas de movilidad posibles (flexión, extensión, lateralización o torsión).

Para que la información nerviosa llegue a todos los rincones del cuerpo el cable se ramifica atravesando unos huecos llamados agujeros de conjunción que se sitúan a ambos lados entre cada una de las veinticuatro vértebras que componen la columna. Este punto exacto se conoce como raíz nerviosa, y si sufre cualquier tipo de estrechamiento o atrapamiento se originará una radiculopatía, o lo que se conoce vulgarmente como pinzamiento.

En el caso del cable de auriculares del ejemplo anterior, el síntoma era un sonido irregular, distorsionado, y falta de continuidad en el mismo; en el caso de una radiculopatía en el sistema nervioso humano, esos fallos adoptan la forma de dolor, falta de sensibilidad, hormigueo o debilidad.

Las señales más evidentes a la hora de diagnosticar una radiculopatía son las comunes del sistema nervioso, con síntomas como el dolor, la sensación de hormigueo o cosquilleo, debilidad o falta de fuerza, parestesia, o insensibilidad. Debido a que hablamos de una lesión del sistema nervioso, estos síntomas pueden presentarse más proximales a la columna vertebral o, por decirlo de otro modo, a su punto de origen (zona más cercana a la columna vertebral), o por el contrario hacerse visibles de forma irradiada en zonas más distales (sería el caso de manos o pies). Este fenómeno es debido a que dependiendo del ángulo y la cuantía de la compresión, se verá afectado un nervio u otro. Si por ejemplo el nervio afectado es el que comunica la raíz nerviosa, la médula espinal, con el dedo meñique del pie, la sintomatología podrá afectar a todo el trayecto de ese nervio, y dependiendo del grado de compresión los síntomas se dejarán ver más proximal o más distal al origen. Tomando como referencia la división en tipos de radiculopatía anteriormente expuesta, se puede hacer una diferenciación sintomática específica por zonas:

  • Radiculopatía cervical: afecta a la zona del cuello y miembros superiores (hombro, codo y mano), por lo que los síntomas de dolor, hormigueo, debilidad, bloqueo..., se reflejarán en este segmento.
  • Radiculopatía lumbar: dolor localizado en la región lumbar, con posibilidad de irradiación a las extremidades inferiores, como podría ser un cuadro de ciática. Dependiendo de la zona afectada en este segmento lumbosacro, puede verse comprometido el aparato urogenital.
  • Otras radiculopatías: en este tercer grupo se incluyen el resto de radiculopatías, por lo que la sintomatología es múltiple. Por ejemplo, una lesión radicular dorsal en T6, que inerva la zona digestiva, puede derivar en dolor estomacal, acidez o indigestiones; esta misma lesión en T12 desembocaría en diarrea, gases o estreñimiento, ya que es el encargado de inervar el intestino grueso y delgado.

Con información de Agencia

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Email
Noticiero Venevisión
COPYRIGHT ©2017 CORPORACIÓN VENEZOLANA DE TELEVISION, C.A. Todos los derechos reservados. Rif-j000089337
Suscríbete a:

NotiExpress