Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

En Vivo

Es importante consultar al veterinario

Pólvora apabullante en los perros

  • 15 de Diciembre, 2019 10:49 AM
  • Lectura:
Pólvora apabullante en los perros
Pólvora apabullante en los perros Agencia

Diciembre puede ser una época “pavorosa” para nuestras mascotas: celebrar la Navidad con fuegos artificiales lleva a que muchos perros corran sin parar emitiendo ladridos continuos, algunos sufren de salivación excesiva, se les incrementa los latidos del corazón y en algunos casos terminan con serios problemas psicológicos.

Los petardos suelen superar los 85 decibeles que soportan los oídos de los perros, frecuencia que mata células sensoriales que no se regeneran, dejando severas discapacidades auditivas en las sucesivas exposiciones anuales. Por ello, se recomienda mantener alejada a la mascota de estos traumas sonoros, así como estrechar el contacto para que continúe tranquila mediante una sensación de protección.

Una idea excelente es consultar al veterinario, quien administrará al can un sedante suave para que lo mantenga tranquilo. “No debe tomarse a la ligera el miedo que desarrollan estos animales a los ruidos intensos, pues de esto puede resultar con desequilibrios emocionales, depresiones y estrés”, señala el médico veterinario Luis Sánchez Pérez, quien recomienda asegurarse de que la mascota no logrará escapar de la casa, aterrorizado por los estruendos, “también debe tener en cuenta que el estado en el que se encontrará el animal lo puede llevar a saltar cercas o incluso romper las cadenas”.

• Evite dejar a su mascota atada fuera de la casa durante la secuencia de fuegos artificiales -recomienda el especialista-. También, mantenga las ventanas cerradas y encienda la televisión o algún receptor de radio para neutralizar el ruido producido por los fuegos artificiales. Por seguridad, confirme que su mascota posea algún tipo de identificación o vía de contacto con la familia.

 

SÍNTOMAS FRECUENTES

• Palpitaciones, taquicardia, jadeo, salivación, temblores, sensación de insuficiencia respiratoria, falta de aire, náuseas, aturdimiento, sensación de irrealidad, pérdida del control.

• Las reacciones suaves o de baja intensidad incluyen deambulación, temblor, encogimiento, inapetencia, intensos deseo de ingerir agua, deseo de estar en permanente contacto con el propietario.

• Las reacciones más graves o de alta intensidad provocan gemidos, intensa salivación o babeo, jadeos prolongados y muy fuertes, eliminación y/o retención de heces u orina, correr en forma desenfrenada sin rumbo (escape frenético), que en muchas ocasiones incluyen arañado o masticar barreras (fractura de dientes) y saltar a través de ventanas, vidriados o alambrados, provocándose heridas de suma gravedad.

 

PÁNICO VARIABLE

El estado de pánico puede durar varios minutos y, en los casos severos, varían desde 1 a varias horas, dependiendo el tiempo que dure el estímulo provocado por el ruido de los cohetes. También existen terapias para acostumbrar a los perros a estos tipos de ruidos de una manera progresiva, pero eso es algo que no podemos hacer nosotros mismos, sino que debemos recurrir a un especialista en conducta canina.

 

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Email
Noticiero Venevisión
COPYRIGHT ©2017 CORPORACIÓN VENEZOLANA DE TELEVISION, C.A. Todos los derechos reservados. Rif-j000089337
Suscríbete a:

NotiExpress