Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

En Vivo

Tratamientos

¿Cómo tratar la tos infantil?

  • 3 de Enero, 2018 10:12 AM
  • Lectura:
¿Cómo tratar la tos infantil?
Siempre hay que diferenciar entre tos aguda y tos crónica -.Agencia

La tos, tanto en adultos como en niños, es un mecanismo de defensa del aparato respiratorio. Tiene como misión principal expulsar mocos, flemas y posibles cuerpos extraños situados desde la nariz hasta el bronquio más pequeño. De esta manera se consigue respirar mejor y dificultar la aparición de complicaciones como consecuencia de la retención de mocos y flemas, entre ellas las sobreinfecciones por bacterias.

Siempre hay que diferenciar entre tos aguda y tos crónica. Se llama tos aguda a aquella que no dura más de tres semanas.

¿Qué causa la tos?

La tos es un síntoma inespecífico, es decir, no se puede asociar una sola enfermedad a la tos. Las causas que la provocan pueden ser numerosas:

  • La mayoría de los procesos que conllevan tos aguda se deben a infecciones de la parte alta de la vía respiratoria (nariz, garganta, oídos y laringe) como son los catarros y resfriados.
  • También aparece tos cuando hay una infección de la vía respiratoria baja (pulmones)como neumonías, bronquitis, bronquiolitis o gripe.
  • La tos no se produce sólo por infecciones. Las alergias, en forma de rinitis o asma son causa frecuente de tos.
  • El atragantamiento con un cuerpo extraño (frutos secos, por ejemplo) provocará tos que en muchas ocasiones será capaz de eliminarlo.
  • Lesiones pulmonares crónicas, tumores o malformaciones vasculares también pueden ser causa de tos crónica.

Complicaciones de la tos en niños

La tos en los niños tiene pocos problemas y siempre son menores que los que supondría suprimirla. Es evidente que la tos puede interrumpir el sueño y el descanso, obligando a que el niño haga más siestas para compensar ese sueño perdido.

También se pueden producir vómitos, sobre todo en niños pequeños que no saben escupir las flemas. En estos casos, las flemas y mocos que se mueven por la tos van al estómago y se vomitan, pero la tos ha cumplido con su objetivo de limpiar de secreciones el aparato respiratorio.

El tratamiento de la tos infantil debe centrarse siempre en el tratamiento de su causa, no del síntoma.

La mayor parte de las toses agudas que se ven en pediatría se deben a catarros de vías altas. Al ser estas infecciones producidas por virus no hay tratamiento específico, los antibióticos están totalmente contraindicados y la prevención mediante vacunas anticatarrales es imposible debido a la gran variedad de virus que causan estas infecciones.

Cuando la tos infantil se debe a una infección bacteriana, por ejemplo neumonías, se administrará tratamiento antibiótico.

Si la tos fuera ocasionada por asma o por otra enfermedad alérgica habría que dar un tratamiento específico.

Si la tos es por atrapamiento de un cuerpo extraño en un bronquio es necesario realizar una broncoscopia para retirar el cuerpo extraño.

¿Cuándo recurrir a los medicamentos contra la tos infantil?

Siendo la tos un mecanismo de defensa del aparato respiratorio no parece razonable eliminarla. Quitar la tos en una infección respiratoria con mocos y flemas sería como tener la nariz llena de mocos y no sonarse.

En cualquier caso, nunca deberían usarse jarabes contra la tos por automedicación o por recomendaciones no médicas. En muy pocos casos deberían utilizarse medicamentos contra la tos. Siempre debería ser su pediatra quien le pueda aconsejar algún antitusígeno en función de la causa de la tos, a la dosis indicada y siempre bajo control médico.

Los jarabes contra la tos no han demostrado ser eficaces y por el contrario pueden ser causa de problemas graves de salud como alteraciones del corazón, nerviosismo, alucinaciones o dificultad para respirar. Por estas razones son muchos los países que han prohibido la venta libre en farmacias de jarabes contra la tos en niños menores de seis años. Además, en estudios comparativos, los medicamentos contra la tos han tenido la misma eficacia que la miel o el placebo, porque la mejoría de la tos es un hecho común en la mayoría de los procesos catarrales. No olvide que los medicamentos contra la tos, aunque puedan obtenerse libremente en farmacias, no carecen de riesgos ni son inofensivos.

La tos infantil aguda no debe tratarse con mucolíticos, expectorantes, antihistamínicos o descongestivos nasales.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer cuando tu hijo no para de toser:

  • Lo más importante es ayudar a la tos. Para ello el niño deberá respirar un aire libre de humo, no permitiendo que nadie fume en ningún lugar de la casa.
  • La hidratación es muy importante. Los mocos y las flemas cuanto más líquidas sean más fácilmente serán eliminadas por la tos. Por este motivo, es fundamental que el niño beba líquidos y que respire un aire húmedo. Los vahos incorporarán gotitas de vapor de agua a los mocos y flemas haciéndolas más fluidas.
  • A la hora de hacer vahos, es imprescindible que el niño no esté en ningún momento expuesto a agua caliente, pues podría sufrir quemaduras graves. Por ello, se aconseja hacer vapor en el baño y que el niño respire ese aire húmedo. No usar jamás cazuelas ni palanganas con agua hirviendo.
  • Los humidificadores pueden ser una solución, eso sí, si no hay alérgicos en la casa, ya que el aumento de la humedad favorecerá el crecimiento de los ácaros del polvo doméstico y habrá más problemas de alergias.
  • Otra opción son los lavados nasales con suero fisiológico, que ayudarán a eliminar los mocos de la nariz.
  • En caso de tos, cuándo consultar al pediatra.

Cuándo acudir al médico por la tos infantil

Lo importante es vigilar al niño con tos y no sólo la tos. Y, sobre todo, saber reconocer los síntomas que puedan suponer gravedad y que sean motivo de consulta con su médico. Si el niño tiene alguno de estos síntomas, acuda a su pediatra:

  • Respiración más rápida o agitada de lo habitual.
  • Cuando para respirar marca mucho las costillas, se hunde el esternón o mueve las alas de la nariz para coger aire.
  • Ruido intenso al meter el aire (estridor inspiratorio). (Es típico de las laringitis).
  • Respiración en la que se oyen silbidos o pitidos al echar el aire y no sabe cómo actuar. (Esto puede ocurrir en el asma, donde las familias conocen la medicación que deben administrar al niño)
  • Cuando los labios y la lengua adquieran un color azulado u oscuro.
  • Fiebre alta, sobre todo en bebés de pocos meses.
  • Cuando la tos se asocie a irritabilidad, decaimiento o supuración de oídos.
  • Si la tos y mocos duran más de 10-15 días.
  • Siempre que la tos le genere preocupación o no sepa cómo actuar.

Con información de Agencia

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Email
Noticiero Venevisión
COPYRIGHT ©2017 CORPORACIÓN VENEZOLANA DE TELEVISION, C.A. Todos los derechos reservados. Rif-j000089337
Suscríbete a:

NotiExpress