Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

En Vivo

Las uñas encarnadas son un problema frecuente en los pies, que afecta principalmente al dedo gordo

Cinco consejos para prevenir uñas encarnadas

  • 26 de Junio, 2019 05:58 PM
  • Lectura:
Cinco consejos para prevenir uñas encarnadas
Las personas con diabetes o con enfermedades que disminuyan la circulación de sangre hacia los pies tienen más probabilidades de sufrir complicaciones Referencial

Ya sea por el uso de calzado ajustado o por cortarlas mal, entre otras causas, las uñas encarnadas son un problema frecuente en los pies, que afecta principalmente al dedo gordo y se produce cuando el costado de la uña del pie se introduce debajo de la piel, provocando dolor, enrojecimiento, inflamación y, en ocasiones, hasta infección.

Si bien cualquiera puede presentar este problema, las personas con diabetes o con alguna enfermedad que disminuya la circulación de sangre hacia los pies tienen más probabilidades de sufrir complicaciones, por lo que especialistas llaman la atención sobre la importancia de tratar el problema y tomar medidas para evitarlo.

Entre las causas que pueden provocar que las uñas se encarnen se encuentran el uso de zapatos que aprietan las uñas, cortarlas demasiado cortas o no dejarlas en forma recta, que sean extremadamente curvas o presentar lastimaduras, precisan especialistas de la Clínica Mayo de Estados Unidos en un artículo.

Sobre los síntomas, enumeran: dolor y sensibilidad, enrojecimiento e hinchazón en uno o ambos lados de la uña. También puede haber signos de infección en el tejido que la rodea y ese es uno de los motivos en los que los médicos aconsejan consultar, así como si las molestias son intensas, si hay pus, si el enrojecimiento se extiende o si la persona tiene alguna enfermedad que altere la circulación.

“Cuando no se trata o no se detecta la uña encarnada, esta puede infectar el hueso que está debajo y derivar en una infección ósea grave”, explican.

“Las complicaciones pueden ser especialmente graves cuando hay diabetes, porque esta afección provoca mala circulación sanguínea y daños nerviosos en los pies. Por eso, una lesión menor en los pies, como un corte, un raspón, un callo, una callosidad o un uñero (uña encarnada), puede no cicatrizar sino infectarse. Una herida abierta que no sana (úlcera en los pies) puede requerir cirugía para evitar la putrefacción y la muerte del tejido (gangrena). La gangrena es la consecuencia de la interrupción del flujo sanguíneo hacia una zona del cuerpo”.

Para prevenir las uñas encarnadas en el pie, aconsejan:

*Córtate las uñas de los pies de forma recta. No las cortes de manera curva para que coincidan con la forma de la punta del dedo. Si vas a un pedicuro o pedicura, pide que te corte las uñas de forma recta. Si tienes una enfermedad que provoca mala circulación sanguínea en los pies y no puedes cortarte las uñas, ve a un podólogo con frecuencia para que te corte las uñas.

*Mantén las uñas de los pies con un largo moderado. Córtate las uñas de los pies de manera que queden a la misma altura que la punta de los dedos. Si las cortas demasiado, la presión de los zapatos en los dedos del pie puede hacer que la uña se introduzca en los tejidos.

*Usa calzado cómodo. Los que aprietan o presionan mucho sobre los dedos pueden hacer que la uña crezca y se introduzca dentro del tejido circundante. Si tienes una lesión en los nervios de los pies, es posible que no puedas sentir si el calzado está muy apretado. Compra y usa zapatillas y zapatos que te calcen bien, preferentemente en una zapatería especializada en personas con problemas de los pies.

*Utiliza calzado de protección. Si tu trabajo te pone en riesgo de lastimarte los pies, usa calzado de protección, como zapatos con punta de acero.

*Revisa tus pies. Si tienes diabetes, revisa tus pies todos los días para detectar cualquier señal de que la uña se está introduciendo en la carne u otros problemas.

Entre los consejos para tratar en casa el problema de las uñas encarnadas, los especialistas aconsejan, entre otras cosas, remojar de tres a cuatro veces por día los pies en agua tibia, de 15 a 20 minutos, lo que favorece la reducción de la hinchazón y alivia la sensibilidad.

Luego, sugieren colocar algodón o hilo dental encerado debajo del borde encarnado, lo que ayudará a que la uña crezca por encima de la piel. No obstante, aclaran, en casos más complicados será necesaria la intervención de un profesional de la salud.

 

Con información de El Clarín de Argentina

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Email
Noticiero Venevisión
COPYRIGHT ©2017 CORPORACIÓN VENEZOLANA DE TELEVISION, C.A. Todos los derechos reservados. Rif-j000089337
Suscríbete a:

NotiExpress